Saltar al contenido

Aceite de Emu

aceite de emu
Aceite de Emu
5 (100%) 1 vote[s]

El aceite de emú es un producto natural considerado como uno de los mejores aceites para la piel, ya que cuenta con propiedades diversas que permiten mantenerla humectada, hidratada, desinflamada y mucho más.

Tiene una gran capacidad restauradora y es muy nutritivo, por lo que si padeces de piel seca y agrietada, este aceite puede convertirse en un gran aliado.

¿Qué es?

Es un producto natural elaborado a partir de la grasa refinada del Emú, el cual, es un ave no voladora de gran tamaño originaria de Australia. Este aceite es muy rico en ácidos grasos poliinsaturados, incluye ácidos grasos omega-3 y antioxidantes.

Este aceite fue utilizado en la medicina aborigen de Australia para tratar diferentes afecciones de la piel.

Se utiliza como un remedio natural para tratar diferentes condiciones y para el cuidado personal, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antienvejecimiento.

Puedes encontrar este aceite en presentación líquida en envases o en forma de suplemento.

Beneficios

Ante todo, debemos ser sinceros, en la actualidad existe muy poca evidencia sobre las propiedades del aceite de Emú para mejorar el aspecto y la salud de la piel y del cabello o aliviar ciertas patologías. Algunos detalles sobre sus efectos provienen de algunos estudios preliminares y el conocimiento de tribus aborígenes:

Alivia la mucositis

Consumir aceite de Emú por vía oral puede llegar a aliviar la mucositis según un estudio preliminar que podemos encontrar en el British Journal of Nutrition en 2010.

La mucositis es un trastorno grave que cursa con inflamación de las membranas mucosas que cubren el tracto digestivo. Suele ocurrir como un efecto secundario de la quimioterapia.

Durante este estudio se trataron ratas que se recuperaban de la quimioterapia. Los científicos descubrieron que aquellas que consumían aceite de Emú presentaron una reducción en la inflamación de su tracto intestinal. El gran detalle es que se desconoce si tendría el mismo efecto en los humanos.

 Es importante destacar que se desconoce la seguridad del consumo de aceite de Emú. 

Dermatitis por radiación

Según un estudio publicado en el International Journal of Radiation Oncology, Biology, Physics en el 2015 el aceite de Emú aplicado en la piel puede reducir la dermatitis por radiación en las personas que han sido tratadas con radioterapia en la caja torácica o en las mamas.

En el estudio, un grupo de personas se aplicaron aceite de Emú y el otro se aplicó aceite de semilla de algodón dos veces al día dúrate la radioterapia y hasta seis semanas después de terminar el tratamiento.

Al finalizar el estudio, las personas que habían utilizado aceite de Emú presentaron una reducción en la toxicidad cutánea.

Aliviar los pezones resecos

Según un estudio publicado en el Journal of Evidence Based Complementary and Alternative Medicine en 2016 la aplicación de una crema con base de aceite de Emú puede hidratar y mantener el pH de la piel de los pezones de las mujeres que amamantan. Este es un aspecto importantísimo para evitar molestias que pueden llevar a la suspensión de la lactancia materna.

Para cicatrizar la piel

En un estudio publicado en Dermatology Research and Practice en el año 2016 se explicó que la aplicación de aceite de Emú en heridas aceleraba su cicatrización e incrementaba la salud de los folículos pilosos que rodeaban la herida. Además, incrementaba la síntesis de colágeno.

 Por otro lado, se descubrió que al aplicarlo sobre las quemaduras, provocaba una cicatrización mucho más lenta. 

Estimula el crecimiento del cabello

Algunos estudios han demostrado que este aceite detiene la caída del cabello y actúa como un estimulante para su crecimiento. Es importante destacar que no actúa sobre los folículos ya afectados por la alopecia, sino en el cabello ya existente, por lo que es un excelente remedio preventivo para evitar su adelgazamiento y posterior caída.

Para la piel

Se ha demostrado que el aceite de Emú es un poderoso bactericida y antiarrugas, siendo utilizado en cremas y jabones de alta gama. Tiene la capacidad de hidratar pieles resecas y reduce las arrugas más profundas debido a su capacidad para estimular la síntesis de colágeno.

También se recomienda para combatir las cicatrices del acné y las estrías, además, puede aliviar cualquier irritación y enfermedades como el eczema y la psoriasis.

Usos

Como puedes ver, los beneficios del aceite de Emú son variados y por ende, también lo son sus usos. Desde tiempos remotos, los aborígenes australianos lo han utilizado para aliviar diferentes problemas.

Este aceite es un poderoso antiinflamatorio y bactericida, estimula el crecimiento del cabello y puede acelerar la síntesis de colágeno.

Para la artritis y los golpes

Es utilizado por las personas que padecen de artritis para detener su avance y esto es debido a sus propiedades antiinflamatorias.

En estos casos solo debes aplicar el aceite de Emú en las articulaciones afectadas. También se pueden consumir los suplementos, pero su seguridad no está avalada.

Debido a estas propiedades, también es un muy buen remedio para aliviar los golpes y las torceduras, siendo muy efectiva su aplicación sobre la lesión.

Para el pelo

Ya hemos hablado de sus propiedades para detener la caída del cabello al contribuir con su sano crecimiento. Si quieres un cabello fuerte, con más volumen y en mayores cantidades, solo debes aplicarlo como una mascarilla, una vez por semana.

Este aceite cierra las puntas abiertas y combate la caspa.

Para el cuidado de los bebés

Este aceite se emplea en Australia para reducir las erupciones provocadas por el roce del pañal, afección mejor conocida como pañalitis.

Se dice que las lociones con aceite de emú pueden acelerar la curación de heridas y aliviar problemas como el acné, psoriasis, eccema, rosácea y erupciones cutáneas.

Para la salud en general

Los defensores del consumo de suplementos de aceite de Emú afirman que puede aliviar:

  • Artritis Reumatoide.
  • Diabetes.
  • Dolor crónico.
  • Dolor de espalda.
  • Dolores de cabeza.
  • Enfermedad de las encías.
  • Osteoartritis.

También afirman que puede estimular el sistema inmunológico.

¿Cómo se obtiene?

Este aceite se obtiene de un ave de gran tamaño conocida como Emú. Es similar al avestruz y es considerada como la segunda ave más grande del planeta. Habita es Australia y suele ser criada por su carne y su cuero.

De este animal también se obtiene aceite, este se extrae directamente de la grasa que tiene bajo su piel, se refina y se pone a la venta como un producto natural.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar aceite de emú?

No es muy sencillo encontrar este aceite en las tiendas y por esa razón puedes toparte con imitaciones que pueden ser peligrosas para tu salud. Lo mejor será acudir a alguna tienda avalada por alguna institución de Australia o que cuente con buenas opiniones sobre sus productos naturales.

Tienes que tomar en cuenta que su precio suele ser elevado si lo comparas con otros aceites, un envase de 50ml cuesta cerca de 17€.

Contraindicaciones y precauciones

Se desconocen los efectos secundarios y la seguridad de los suplementos de aceite de Emú. Por regla general estos suplementos no suelen ser verificados y como todo medicamento dietético no es regulado, por lo que su contenido puede llegar a diferir a lo especificado en la etiqueta. Por esta razón, asegúrate siempre de comprar marcas cuya calidad haya sido verificada.

El uso más seguro del aceite de Emú es sobre la piel, para aliviar inflamaciones articulares, lesiones cutáneas y estimular el crecimiento del cabello.

 Nuevos estudios no lo recomiendan para tratar quemaduras, pues ralentiza su cicatrización. 

No se ha establecido la seguridad de los suplementos para las mujeres embarazadas, madres lactantes, niños, personas con problemas médicos y quienes consumen medicamentos. Si no perteneces a estos grupos y deseas consumir aceite de emú, consulta primero con un médico, recuerda que la automedicación puede tener consecuencias muy graves en tu salud.

Existen pocas evidencias para respaldar muchos de los usos de los suplementos de aciete de Emú. Sobre este particular podemos remitirnos a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) la cual afirma en un informe titulado “Cómo detectar el fraude en la salud” que debemos tener cuidado y siempre sospechar de los productos naturales que aseguran tratar una gran cantidad de enfermedades importantes no relacionadas como diabetes, cáncer y problemas cardiacos.