Saltar al contenido

Aceite esencial de albahaca

aceite esencial de albahaca

Es una sustancia cuyos beneficios son notables para nuestra salud. Alivia las náuseas, vómitos, constipados, indigestiones, diabetes y problemas respiratorios y aporta un elevado contenido de vitaminas y minerales. En el Mediterráneo se emplea con fines culinarios y algunas culturas lo utilizan con fines médicos, pues sus propiedades medicinales son verdaderamente sorprendentes.

¿Qué es?

Es una sustancia que se extrae de la albahaca (Ocimum basilicum), una planta de espeso follaje y flores blancas o moradas. Las hojas de la albahaca tienen un sabor entre dulce y picante con un aroma muy fresco y floral. Si están secas, tienen un aroma más especiado y terroso.

De las glándulas de las hojas se extrae el aceite esencial.

Composición y empleo

El aceite de albahaca contiene carvacrol, timol y p-Cymeno, se puede utilizar sobre la piel siempre que esté diluido y por vía oral diluido en agua o bebidas. También puede emplearse en aromaterapia con un difusor o quemador.

Usos

El aceite esencial de albahaca se añade a menudo a los alimentos como salsas de tomate, vinagres, embutidos y carnes. También se emplea en enjuagues bucales y cremas dentales.

Se utiliza para fabricar perfumes y puede repeler insectos, pues posee sustancias insecticidas que repelen moscas y mosquitos.

Es muy efectivo para la piel y el cabello, además, puede tratar infecciones de la piel como el acné.

Beneficios y propiedades

Entre sus beneficios para la salud tenemos:

Para el sistema digestivo

Gracias a sus propiedades carminativas, reduce la indigestión, los calambres de estómago, las flatulencias y el estreñimiento. Ayuda a expulsar los gases de los intestinos y es un poderoso tónico digestivo que proporciona alivio inmediato al dolor de estómago y al dolor intestinal.

Para el sistema inmunológico

Se recomienda para tratar el asma, bronquitis, congestión nasal y el enfisema. Alivia las infecciones en heridas o cortes.

Para el sistema nervioso

Alivia la melancolía, la depresión y la migraña. Puede combatir el insomnio y devolver la paz mental.

Cosméticos

El uso del aceite de albahaca para dar masajes a la piel es muy recomendable para devolverle su brillo y vigor. También se recomienda para tratar el acné y las infecciones de la piel.

Para los resfriados

Es efectivo para tratar resfriados, gripe y la fiebre que estas enfermedades producen. Debido a sus propiedades antiespasmódicas, es perfecto para aliviar la tos convulsiva.

Para la respiración

Alivia la tos, el asma, la sinusitis y la bronquitis.

Infecciones

Debido a sus propiedades antibacterianas es muy recomendable para tratar infecciones cutáneas, urinarias, virales y de heridas.

Para aliviar el estrés

Es refrescante y alivia la fatiga mental, las tensiones nerviosas, la depresión, la migraña y la fatiga mental. Su uso en aromaterapia aporta fuerza y claridad mental.

Circulación sanguínea

Mejora la circulación en el organismo, lo que ayuda a acelerar el metabolismo.

Anti-vomitivo

Puede emplearse como un agente para controlar los vómitos.

Para el dolor

Tiene propiedades que alivian el dolor, especialmente de artritis, heridas, quemaduras, contusiones, lesiones y dolores de cabeza.

¿Cómo hacerlo en casa?

Para preparar tu propio aceite de albahaca casero necesitarás aceite de oliva y albahaca al gusto, también requerirás de envases esterilizados para almacenarlo.

Tritura la albahaca fresca en un mortero hasta lograr una pasta, vierte en un envase limpio y mezcla con el aceite de oliva. Deja reposar por dos semanas. Cuando pase el tiempo, revisa el aceite, si el aroma y el sabor es de tu agrado, solo debes colar y verter en los envases limpios. Si no, puedes agregar más aceite o más albahaca triturada, dejar reposar por una semana y listo.

¿Cómo se utiliza?

Aplica unas gotas de aceite de albahaca rebajado con aceite de oliva sobre la piel y masajea para aliviar el dolor y destensar los músculos. Frota tres gotas en tu frente para estimular la atención. Puedes agregarlo puro en tu champú para reducir la grasa del cuero cabelludo.

Un masaje con este aceite estimula el flujo de sangre, ideal para combatir el edema y la retención de líquidos. Si tienes dolor de oídos, diluye tres gotas en tres gotas de aceite portador y da un masaje a tus orejas.

Agrégalo al agua de baño con aceite de jojoba, aguacate o almendras para disfrutar de un baño relajante. También puedes utilizarlo con un difusor o vaporizador.

Contraindicaciones y efectos secundarios

  • Aunque es un aceite que cause efectos secundarios, puede provocar reacciones en las pieles más sensibles, por lo que es recomendable diluirlo en aceites portadores, como el aceite de oliva.
  • Si no sabes si tu piel es sensible al aceite, solo debes aplicar una gota en tu muñeca y esperar alguna reacción.
  • El estragol contenido en el aceite de albahaca produce tumores en ratones. Países como Alemania prohíben el uso terapéutico de la albahaca por esta razón.
  • Aunque pueda ser considerado seguro, no se recomienda el uso del aceite de albahaca en mujeres embarazadas y lactantes debido a sus componentes cancerígenos.
  • Si tienes una enfermedad crónica, consulta con el médico antes de utilizar el aceite de albahaca.